Docente: José Peñaloza Salinas

Sumilla:

Partimos del principio que la educación de hoy, es otra cosa y definitivamente no se puede seguir haciendo lo que se hacía en el pasado.

Actualmente se impone un proceso que desarrolle competencias para la vida, es decir, que permita que los estudiantes puedan adaptarse constantemente a la realidad que viven y los dote de las destrezas necesarias para encontrar soluciones que respondan a su realidad.

“Nos encontramos en una sociedad donde el ‘aprender a aprender’ es de máxima importancia. Estamos por tanto hablando de una sociedad del aprendizaje, un nuevo tipo de sociedad en la que la adquisición de los conocimientos no está relegada a instituciones formales de educación, así como que los períodos de formación no se limitan a niveles educativos en la vida de la persona. En cierta medida ello nos lleva a tener que hablar de una sociedad de la innovación, una sociedad donde teniendo en cuenta la transformación y el cambio y los retos que ellos originan, nos tiene que llevar a intentar ofrecer respuestas rápidas y fiables ante los nuevos desafíos. (Cabero, 2006, p. 3).

No solo los contextos educativos son diferentes, también el mundo laboral, requiriendo para responder a las necesidades específicas del aparato productivo, de jóvenes con la capacidad de aprender en una era de información abundante, accesible y en cambio constante. Por ello el contexto actual (el de la era digital) exige habilidades y competencias que demandan tareas muy distintas a las desarrolladas por los modelos pedagógicos tradicionales y puramente formales.

En esta misma línea, se comprueba que el sistema educativo actual, ajeno a los nuevos cambios, a las nuevas tecnologías, a las nuevas condiciones de los contextos sociales y educativos, ya no responde y ni siquiera genera aprendizajes mínimamente significativos, pertinentes y motivadores en los estudiantes.

En esta experiencia de aprendizaje, hemos integrado las TIC (Symbaloo, YouTube, Issuu, PPT, Mindomo y WordPress) en uno de los tres entornos que las tecnologías de la información y comunicación ponen a disposición del docente y de los estudiantes.

Tal entorno está referido al PLE (Entorno personal de aprendizaje) que por las características del curso se integra bajo la modalidad de “learning blanded”, pero en un contexto de plena iniciativa, estructuración de la tarea y bajo plazos razonables incluyendo extensiones que permitan dos cosas: generar un aprendizaje eficaz, descubrir información, generar conocimientos y finalmente resolver problemas técnicos en cuanto al envío de las tareas al mail o correo electrónico indicado.

Los resultados tanto en el proceso y al término de la experiencia, reflejan logros significativos, relevantes, con sentido y una constante motivación en el desarrollo de todas las tareas encomendadas a lo largo del ciclo.

Ver la experiencia completa