Por Aldo Finetti
 
En la inmensidad de tanto sonido de la tecnología es necesario crear un espacio para crear humanamente cambios que desarrollen el equilibrio entre ella y las propuestas que nos lleven a mejorar nuestra empatía y soluciones para una convivencia sostenible de largo plazo. La sencillez y humildad en el silencio de nuestra alma nos lleva a meditar y clarificar como debemos humanizar estos cambios. Actualmente está en marcha una revolución en la conveniencia para el cliente, que desbarata los viejos modelos de negocios y genera innovaciones rápidas. Los clientes ahora han aumentado las expectativas y esta tendencia se acelerará en el futuro. Crear experiencias humanizadoras para las nuevas ciudades inteligentes y ciudadanos digitales nos lleva a crear estrategias y enseñanzas diferentes que motiven a las nuevas generaciones a tomar acciones sabias y radicales que perfeccionen tal equilibrio. Los clientes ahora han aumentado las expectativas y esta tendencia se acelerará en el futuro. Pero es necesario reducir la fricción en las interacciones de los clientes y los beneficios del autoservicio. Cómo aprovechar la tecnología de vanguardia para facilitar la vida de sus clientes. Todas las empresas tienen una cultura de experiencia del cliente, ya sea formalizada o no. Ningún minorista quiere molestar a sus clientes, y a todos les encantaría encantarlos. Pero la clave para construir un programa de experiencia del cliente que realmente diferencie una marca de sus competidores son los datos. La organización de CX en la compañía también habla sobre la importancia y la visión alrededor del enfoque del cliente. Es necesario innovar en la enseñanza potenciando la creatividad sobre estas bases que construyan una visión 100% más humana que no nos deje en el silencio del exceso de tanto sonido que puede apabullar la creatividad verdadera que se necesita para ver la luz de todos los avances y beneficios que estos traen y traerán a una nueva sociedad y orden.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.