¿Es posible dictar clases online desde nuestras casas? La experiencia de universidades líderes en el mundo como Harvard, Arizona, UCLA y muchas otras demuestran que sí es posible hacerlo sin afectar la calidad de la educación impartida y de los aprendizajes.

Estamos convencidos que la oportunidad de encontrarnos presencialmente, de conversar cara a cara, de trabajar en grupo, la colaboración entre personas y la experimentación en laboratorios especializados genera experiencias de aprendizaje imprescindibles y  por ello colaboraremos al máximo para que la situación que enfrentamos actualmente se resuelva y todos podamos volver a las aulas tan pronto como sea posible.

¿Cómo podemos prepararnos para dictar clases desde nuestras casas?

La capacidad tecnológica

Lo primero que se nos ocurre es pensar en la tecnología que tenemos en casa:

  • Una computadora con el software necesario para crear materiales
  • Una cámara web
  • Un micrófono
  • Una conexión a Internet que permita realizar videoconferencias o video llamadas (pruebe su conexión,  20Mb de bajada y 5Mb de subida es lo mínimo requerido)
  • Un espacio adecuado para dictar las clases, con energía, iluminación adecuada y … ¡cómodo! pues es posible que pasemos mucho tiempo allí

Recomendación: probemos hoy que todo funciona bien… no esperemos al último momento. Usemos la conexión con cable a nuestro router (siempre es mejor que el WiFi) y -esta parte es difícil- pidamos a las demás personas que están en la casa que no se conecten a Internet mientras estamos en clase, así evitaremos disputarnos el ancho de banda.

Los materiales de clase:

  • ¿Tenemos todos los materiales en formato digital?
  • ¿Las lecturas estarán disponibles para los estudiantes?
  • ¿son materiales accesibles y fáciles de descargar? Hay que ponernos en la posición del estudiante, imaginemos las dificultades que podrían tener para ver nuestros materiales.
  • ¿Qué tipo de material? Busquemos no tener un mismo tipo de material y combinemos texto, audivisual, podcast, video, etc.

Recomendación: Asegurarse de que los materiales de las próximas semanas (por lo menos) se encuentren disponibles y sean accesibles para los estudiantes. Que puedan ser leídos en variedad de dispositivos (muchos estudiantes usarán solo sus móviles) y que no sean muy pesados de manera que puedan descargarse con facilidad.

Envíe los materiales con anticipación por correo electrónico o en la plataforma del Aula Virtual  y pida a los estudiantes que los descarguen con anticipación… así no se sobrecarga la red al momento de la clase.

Y, lo más importante: ¡las dinámicas de clase!

  • ¿Estamos listos para motivar a los estudiantes durante sesiones online?
  • Las clases online no pueden ser de varias horas seguidas.

Recomendación: hacer sesiones de 30-45 minutos máximo e intercalarlas con actividades como: ver videos, documentales, resolver casos, realizar ejercicios y encargar a los estudiantes que preparen trabajos que puedan luego presentar al momento de retornar a clases.

Ver también:

6 comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.