Brindar acceso a Internet a estudiantes y docentes en cada rincón del campus universitario se ha convertido en algo común pero es tan solo el primer paso en el camino hacia el campus inteligente que utiliza vehículos autónomos, sensores, internet de las cosas, drones, aplicaciones de realidad aumentada y mixta, inteligencia artificial y big data analytics como parte de un sistema integrado de gestión de la operación del campus y que, en algunos casos, permite integrar la dinámica estudiantil con el entorno cercano planteando soluciones innovadoras y sostenibles a partir de procesos de investigación aplicada.

Los Smart Campus son una de las 10 principales tendencias identificadas por la consultora Gartner para el año 2019 y los define como:

Un Smart Campus es un entorno físico o digital en el que los humanos y la tecnologías interactúan para crear experiencias más inmersivas y automatizadas para la comunidad universitaria y los stakeholders

La Universidad de Austin, por ejemplo, implementó un sistema de gestión inteligente de la energía que comparte con la ciudad; la Universidad de Málaga está desarrollando el segundo grupo de intervenciones en su iniciativa de Smart Campus que busca generar espacios abiertos e integrados con la vida urbana; la universidad de Wollongong en Australia ha implementado un sistema de gestión de datos de sus investigaciones integrado a todas las facultades y campus y con los centros de investigación industriales con los que tiene convenios y alianzas; y la Universidad de Michigan ha anunciado la implementación de un sistema de transporte autónomo en su campus.

Es así que las iniciativas de Smart Campus van mucho más allá de la automatización de la interacción dentro de los edificios de las universidades y buscan no solo conectar al campus con los estudiantes sino con la ciudad y el entorno inmediato en que se desarrolla la universidad.

La red de colaboración interuniversitaria MetaRed realizará el 22 de octubre el webinar de acceso libre «Smart Campus / Smart Cities de la visión a la realidad«, las inscripciones están abiertas en el sitio web de MetaRed,

La Inteligencia Artificial replica el proceso de razonamiento humano, pero a una escala mucho mayor incorporando no solo los criterios que han sido ingresados al sistema por el creador del mismo sino también la información y variables que el propio sistema ha obtenido en cada uno de los procesos de análisis realizado y, potencialmente, gracias a la conexión entre sistemas distribuidos, también podría incorporar información sobre procesos realizados por otros sistemas similares en otros lugares del mundo. Son máquinas con capacidad de aprender de ellas mismas y de otras máquinas, en tiempo real. ¿Pueden decidir mejor que los humanos?

Dambisa Moyo expone los nuevos desafíos políticos y económicos que enfrenta el mundo, entre ellos enumera: la democracia, la demografía y el envejecimiento de la población, la creciente desigualdad en los ingresos, la escasez de productos básicos y el cambio climático, la caída en la productividad laboral y el alto endeudamiento, y la innovación tecnológica que están impulsando el malestar social y económico tanto en economías emergentes como en las desarrolladas.

La burocracia, señala Hamel, es probablemente la invención más importante de los últimos 150 años y es la responsable del impresionante crecimiento de la economía, sin embargo advierte que  está matando la creatividad, el sentido común y está deshumanizando a las organizaciones.  ¿Cómo podemos mantener los beneficios de la burocracia sin destruir la esencia de nuestras organizaciones?

Las organizaciones no se dan cuenta que están en un juego infinito. Para Sinek los líderes muchas veces están más preocupados por los resultados que por el propósito de la organización y esa es una de las razones por las que las visiones de las empresas se expresan en términos competitivos «ser el mejor», «ser reconocidos como líderes», «Ser los primeros» y muy pocas organizaciones plantean su misión más allá de sí mismos o de sus competidores.

Simon Sinek es un experto en liderazgo que se hizo conocido por por el concepto del círculo dorado que buscaba llamar la atención de los líderes sobre la razón de ser de las organizaciones que lideran.

En su último trabajo (que será publicado en octubre 2019) aborda una propuesta simple pero muy motivadora para el tipo de liderazgo que las organizaciones necesitan: Liderar en un juego infinito.

Los juegos infinitos no tienen ganadores ni perdedores. Las reglas a menudo no existen, y si lo hacen, son difusas y abiertas a la interpretación. El campo de juego no está definido y el progreso es difícil de medir. Los oponentes cambian con frecuencia, al igual que el juego en sí. No hay ganadores o perdedores claros en el juego infinito.

El juego infinito requiere un conjunto de condiciones que Sinek enumera con mucha claridad, entre ellas: tener un propósito (una causa justa), confiar en el equipo de trabajo, tener competidores de los que nos sintamos orgullosos (aquellos de los que podemos aprender), y contar con flexibilidad existencial, es decir, contar con la capacidad de avanzar hacia nuestro propósito aun cuando ello implique la desaparición del producto, servicio, la organización o nuestra permanencia en la misma.

Sinek presentó estos conceptos en el World Business Forum London este año y su exposición completa estará disponible en la plataforma One Campus desde el 23 de septiembre hasta el 2 de octubre desde el Aula Virtual de la UPC.

Haga click aquí para obtener más información sobre el evento y sobre cómo acceder.

a Dra. Andreia Inamorato resumirá las principales políticas europeas sobre educación superior y presentará tres informes de investigación publicados recientemente, que brindan marcos conceptuales y prácticos para la innovación educativa: el marco ‘DigCompEdu’ (Marco de habilidades digitales para educadores), OpenEdu (Open Education Framework: A Practical Guide for University Teachers) y Blockchain in Education.

Como parte de las actividades de lanzamiento del Centro Latam Digital, se organizó un panel internacional de expertos sobre los temas que se abordarán como parte de la agenda de investigación. Participaron de la mes Heber Cusma, Subsecretario de Gestión Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros, Marushka Chocobar de la Secretaría de Gobierno Digital, Katherine Reilly, profesora de la Universidad Simon Fraser, Miguel Morachimo de Hiperderecho y Daniel Navarrete de Learning Analytics Perú.

Heber Cusma resaltó la necesidad de impulsar los principios de transparencia, rendición de cuentas e integridad que soportan la estrategia de gobierno abierto. El gobierno abierto, seńaló, tiene por objetivo generar confianza en las instituciones democráticas.

Marushka Chocobar presentó cifras sobre cómo las TIC ayuda a acercar a los ciudadanos con el las instituciones estatales resaltando no solo brechas de acceso y uso sino también de competencias digitales.

Posteriormente presentó los componentes centrales de la Ley de Gobierno Digital que pueden observarse en la siguiente imagen.

Katherine Reilly, presenta el tema de la auditoría ciudadana de datos en el Perú. La instigadora partió de la observación de un caso de una empresa de taxi de aplicación que no tuvo cuidado al compartir datos personales de sus clientes. El proyecto busca desarrollar técnicas de auditoría ciudadana de los datos que sn administrados por las empresas privadas dentro del contexto de la economía de las plataformas.

Como resultado han desarrollado una plataforma que ayude a los ciudadanos a solicitar sus datos a las empresas. La plataforma se puede acceder en la siguiente dirección: http://www.sonmisdatos.pe

Miguel Morachimo presentó los retos de la legislación sobre ciberseguridad para cautelar los derechos de los ciudadanos y llamó a los asistentes no solo a participar en el diseño de políticas públicas sino también a «contaminar» los procesos para incorporar procesos de debate y cuestionamiento de las políticas.

Finalmente, Daniel Navarrete de Learning Analytics, expresó la preocupación respecto al futuro que deben enfrentar las nuevas generaciones de estudiantes.

Presentó el proyecto La Universidad es la Red, en donde no hay un docente sino un proceso en el que se aprende a partir de la experiencia y el error.

Durante el debate posterior se resaltó la importancia del desarrollo de competencias digitales para impulsar el desarrollo por las personas y para las personas.