En el marco del inicio del ciclo de pregrado 2019-1, la Dirección de Aprendizaje Digital y Online (DADO), a través del área de Diseño de Entornos de Aprendizaje (DEA), realizó con gran éxito el Taller de Facilitadores 2019-1.

Este encuentro se llevó a cabo la segunda semana de marzo y contó con la participación de 62 docentes de las facultades de Administración en Hotelería y Turismo, Ciencias de la Salud, Comunicaciones, Derecho, Diseño, Ingeniería y Negocios.texttob

La capacitación se desarrolló en temas relacionados al blended learningflipped classroom, cambio del rol docente, presentación de cada curso en el aula virtual, así como presentar técnicas y estrategias para trabajar en esta nueva modalidad.

Durante el desarrollo del evento se evidenció el gran interés y capacidad de análisis de nuestros docentes, quienes demostraron su compromiso en asumir el reto que implica dictar los cursos en modalidad blended, situación que representa un cambio no solo a nivel institucional y organizativo, sino también en el rol del docente upecino, quien adopta la labor de facilitador de aprendizaje e impulsos de estrategias didácticas innovadoras.foto1b

El fin de este taller fue que los docentes reconozcan al blended así como a las tecnologías de información y comunicación (TIC) como recursos valiosos y enriquecedores en las dinámicas de las clases tanto para los estudiantes como para ellos mismos.

El trabajo realizado en estas jornadas de capacitación, se orientó principalmente a que se conozca la propuesta diseñada para los 39 nuevos cursos blenderizados. Este esfuerzo también contó con el apoyo de los docentes-diseñadores de las diferentes facultades, quienes estuvieron a cargo de presentar la propuesta planificada para cada semana de clase.

Finalmente, queremos resaltar y felicitar la labor que vienen realizando de manera conjunta docentes, coordinadores y directores de las distintas carreras de nuestra Universidad, quienes junto a la Dirección de Aprendizaje Digital y Online (DADO) están forjando una educación de calidad, reduciendo la brecha digital en nuestros estudiantes, atendiendo a las diversas necesidades y estilos de aprendizaje, ampliando el acceso a la educación superior y flexibilizando el proceso de enseñanza aprendizaje.

 

 

¿Sabemos cómo será el futuro a nivel profesional que nos aguarda?

Es probable que muchos de nosotros hemos imaginado este futuro en algún momento, influenciados en gran medida por lo que vemos, lo que leemos y lo que experimentamos. Con la consigna de que todas las carreras tienen futuro, se plantean otros retos para ir sintonía con el cambio continuo a nivel global.

En los años 70, Peter Drucker introdujo el término knowledge worker, ‘trabajador del conocimiento’, definiéndose como aquel capaz de generar ideas. A este término, John Moravec en el 2013, le agregó una extensión acuñando el término knowmad en el que se alude ya a un ‘trabajador nómada del conocimiento’. Se trata, entonces, de dejar atrás la idea de que debemos administrar el conocimiento y dar paso a un panorama en el que debemos saber cómo generar conocimiento para compartirlo y agregar valor.

De esta manera, ser knowmad es ser una persona creativa, imaginativa, innovadora y con la capacidad de trabajar con casi cualquier persona, en casi cualquier momento y lugar (Moravec, 2013). Ser knowmad surge de la necesidad que exige el mundo de hoy, globalizado y con un marcado crecimiento debido a la incorporación de tecnología. Esto obliga a replantear nuestro futuro de muchas maneras, pues hoy en día ya se habla de una sociedad post-digital, es decir ya no es la tecnología un ente revolucionario en nuestras vidas, sino un elemento que convive y es parte de nuestro constante accionar.

En el Perú existen grupos que trabajan en función del concepto knowmad y buscan replantear colaborativamente esa visión de futuro y cómo cada uno de nosotros debería pensar en que alcanzar el éxito profesional dependerá en la medida en que seamos capaces de aprender, de pensar, de trabajar colaborativamente y de crear valor.

Hace un par de días, tuve la oportunidad de asistir a un conversatorio organizado por https://knowmad.org/pre-event/, en el cual se buscaba responder esta pregunta:

¿Cómo podríamos alcanzar el éxito profesional, diseñando un futuro más colaborativo, abierto y productivo en una sociedad impulsada por la aceleración tecnológica y la globalización?

Dicho evento contó con la participación del mismo John Moravec, así como de Cristobal Cobo y otros respetados ponentes peruanos y extranjeros. La sesión tenía como fin aprender a diseñar nuestra propuesta de valor profesional, a partir de la cual se llegó a las siguientes conclusiones:

  • El mundo académico, el mundo corporativo, los startup y, por qué no, las instituciones públicas deben empezar por construir “relaciones de confianza” para que podamos tener mayores oportunidades de desarrollo y crecimiento como sociedad.
  • Un profesional del futuro no es quien domina las herramientas tecnológicas y metodologías ni tampoco es aquel que cree un emprendimiento, sino aquel capaz de superar el “entusiasmo tecnológico” y crear oportunidades, a través de la colaboración, entendiendo que no solo se debe consumir conocimiento sino producirlo para que este profesional sea tomado en cuenta.
  • El aprendizaje se da en todo lugar y momento, no existen barreras. Solo se trata de apropiarse del conocimiento y ponerlo en práctica, compartiéndolo, interactuando, generando nuevas ideas, esto hará que finalmente lo actualicemos y podamos seguir vigentes.

Finalmente, me planteo la pregunta: ¿deberían entonces las instituciones educativas innovar de otra manera? El integrar tecnología en el aula no es suficiente, se agrega valor a la clase cuando se contextualiza esta tecnología en su real dimensión y en los resultados que se buscan al formar al futuro profesional.

En este sentido, dicha situación es el gran reto de hoy, pues se habla de que la competencia digital es innata en los futuros profesionales y posiblemente aún no estamos logrando entender del todo qué significa, si se debería desarrollar como tal o si simplemente deberíamos enfocarnos en formar a la persona, en desarrollar su pensamiento, sus habilidades para interactuar oral y de manera escrita, sus habilidades para buscar información, para razonar numéricamente, etc.

Fuentes y bibliografía adicional:

Moravec, J. (2013). Knowmad society: The “new” work and education. On the Horizon, 21(2), 79-83.

Valverde-Berrocoso, J., & Balladares Burgos, J. (2017). Enfoque sociológico del uso del b-learning en la educación digital del docente universitario. Sophía, (23), 101.

Mundo Knowmad [Página web]

The New Barcelona Post [Página web]

Knowmads: Rediseñándonos para el éxito en el trabajo y el aprendizaje en la era post digital [Página web]